Instala una antena terrestre de TV – TDT: te contamos cómo

Instalaciones especiales

En Qmadis somos muy “manitas” y nos encantan las instalaciones caseras. Y una de las primeras instalaciones en las que pensamos cuando comenzamos a vivir en un nuevo hogar es, aparte de la iluminación de la vivienda, la instalación de la antena de televisión.

Es por ello que en este artículo vamos a explicar el método de instalación de una antena para una vivienda unifamiliar.

Por lo general vamos a necesitar, como mínimo, los siguientes materiales:

  • Mástil de sujeción.
  • Antena TDT.
  • Amplificador de Mástil.
  • Fuente de alimentación.
  • Cable coaxial.
  • Derivadores.
  • Repartidores.
  • Amplificador de interior.
  • Toma de TV.

Dependiendo de las características de nuestra instalación elegiremos unos materiales u otros, pero los que hemos mencionado serán completamente necesarios.

Las instalaciones en viviendas unifamiliares son las más sencillas. Para detallar el proceso de instalación escogeremos una vivienda unifamiliar de dos plantas con dos tomas por planta.

Para comenzar, lo primero que debemos tener claro es dónde se encuentra el repetidor que nos ofrecerá la señal de TDT. Es necesario para ello, observar nuestro entorno, pues cuanto mayor sea la visibilidad de la antena hacia el repetidor, de mayor nivel de calidad será la señal recibida.

Comenzamos la instalación:

En primer lugar atornillaremos la antena a un mástil que será de aproximadamente metro y medio de largo, aunque podemos ampliar dicha longitud si tenemos edificios a nuestro alrededor que tapen el repetidor.

instalacionantena-qmadis

Sujetaremos después el mástil a la pared con dos garras atornillables. Es recomendable sujetarlo también con cables tensores para evitar que éste se tambalee los días que haga viento.

En la propia antena conectaremos un amplificador de mástil, y a su salida le conectaremos el cable coaxial, el cual bajaría hacia el interior de la vivienda hasta llegar a la central amplificadora. Esta central dispone normalmente de varias salidas y cada una de ellas puede ir dirigida hacia cada planta del edificio. En cada planta instalaremos un repartidor para tener tantas derivaciones como tomas de TV haya en cada una.

Con el cable coaxial llevaremos, a través de los repartidores, la línea hasta las diversas tomas de televisión que tengamos en el hogar.

Si las distancias no fueran muy largas y la señal del repetidor fuera muy fuerte, podría funcionar únicamente con el amplificador de mástil, de forma que no sería necesario instalar la central amplificadora.

Y básicamente, ya tendríamos nuestra instalación de antena de TV. En este enlace os dejamos todos los materiales que podríais necesitar para llevar a cabo la instalación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *