El ahorro energético en iluminación

Consejos de iluminación
ahorro energetico iluminacion

Una gran parte de la factura eléctrica de una vivienda corresponden al consumo de la iluminación. Por este motivo es muy importante optimizar el consumo; es decir, tratar de evitar que utilizar de forma eficiente para así hacer que la actividad en la vivienda sea sostenible con el medio ambiente pero sobre todo no tener sorpresas en las facturas. Para evitarlo, para controlar mejor nuestro gasto en iluminación, uno de los puntos más importantes escoger las luminarias adecuadas pero de poco sirven si el precio de la luz que pagas es alto; al fin y al cabo, ¡por mucho que ahorres en el consumo seguirías pagando mucho por la electricidad!

 

¿Cuáles son las mejores tarifas de luz?

 

Si piensas que estás pagando demasiado por la electricidad, si tus contratos no se adaptan a tus necesidades, es momento de que cambies de tarifa. Actualmente los clientes en España pueden elegir la tarifa eléctrica del mercado regulado, la tarifa PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor). De esta modalidad destaca que el precio de la tarifa PVPC a lo largo del día de hoy varía; esto quiere decir que el precio de la PVPC cambia por horas: concretamente hay 24 precios diferentes al día.

Por otro lado se encuentra en el mercado libre, en el que cada contrato energético tiene precios únicos. Dos de las compañías que más variedad de tarifas ofrece es Iberdrola y Endesa. Para más información sobre ambas se puede contactar con el servicio de atención al cliente a través del teléfono de Iberdrola o Endesa. Igualmente se pueden obtener más información sobre dichas tarifas a través de la página web de la comercializadora. Si a pesar de ello aún tienes dudas sobre qué tarifa contratar, no dudes en utilizar un comparador energético para encontrar las mejores tarifas de forma gratuita.

 

¿Cómo optimizar el consumo?

 

Una vez que se cuenten con las mejores tarifas de luz, indudablemente el ahorro en el consumo será efectivo una vez hayas conseguido la optimización de tu consumo. Pero  ¿cómo conseguirlo? A continuación te proponemos algunas ideas:

  • Sustituye todos las bombillas por unas nuevas de bajo consumo, especialmente de la modalidad LED, que es quizás la modalidad más eficiente de bajo consumo, ¡que además no emiten calor!
  • Instala sistemas de detección de movimiento para que la luz esté encendida solo en los momentos necesarios. Esta modalidad es, quizás, más conveniente para las empresas. De esto se desprende que es imprescindible no dejarse las luces encendidas cuando no haya nadie.
  • Tal y como se recomienda en este artículo, si de verdad se quiere ahorrar energía no hay que olvidar aprovechar al máximo la luz natural. Por eso hay que evitar por encima de todo que haya objetos o mobiliario que impida la entrada del sol. También es imprescindible, si verdad queremos aprovechar la luz natural, que los colores de las paredes sean claros, ya que estas tonalidades hacen rebotar la luz del sol.
  • Limpia de vez en cuando las fuentes de luz ya que la suciedad puede afectar a la correcta iluminación de la estancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *