Los elementos de protección del hogar indispensables en verano

Material eléctrico

Cuando nos vamos de vacaciones en verano a todos nos gusta poder echar un vistazo a nuestro hogar, algo a lo que nos pueden ayudar las cámaras de videovigilancia que ahora se conectan al móvil.

Nos solemos centrar en el riesgo de robo como el principal, y de ahí la cámara, pero también conviene proteger la casa contra los incendios y las sobretensiones, otros dos peligros muy serios.

Las cámaras nos permitirán tener un ojo en nuestra vivienda

Ahora mismo ya hay cámaras muy económicas como la bullet Hikvision, que se puede poner tanto en interiores y en exteriores y que se instala de una manera muy sencilla.

Con este tipo de dispositivos vamos a poder ver qué es lo que está ocurriendo en la vivienda desde cualquier parte del mundo, pudiendo incluso configurar avisos en el teléfono en el caso de las cámaras más avanzadas.

Es importante proteger la casa contra incendios

El detector de incendios es otro básico en el sistema de seguridad, ya que detectan el fuego en sus fases más tempranas, lo que permite que se avise a los bomberos.

Existen varios tipos de detectores de incendios, puesto que unos se activan ante la subida brusca de temperaturas y otros (que se conocen como detectores de humo) por el cambio en la luz que se produce cuando hay humo, aunque aquí es crucial tener uno o varios repartidos por toda la casa.

Se conectan a una sirena que dará la alarma con el fin de que los vecinos den el aviso, pero también se puede colocar un detector de humo inteligente Netatmo, que trae una alarma propia y a la vez nos avisa en el teléfono.

Esto nos permite dar el aviso nosotros mismos a las autoridades, aunque estemos a muchos km de casa, puesto que recibiremos una alerta temprana en el móvil.

Hay que tomar medidas contra sobretensiones

La protección contra sobretensiones debería ser otra de nuestras prioridades, colocando un limitador de estos en casa, ya que puede evitar que muchos de nuestros dispositivos eléctricos acaben achicharrados por el efecto de un rayo.

En nuestra tienda tenemos varios modelos de todos los precios, pero si no se puede poner este tipo de protección, al menos convendría colocar los aparatos más delicados en una regleta con protección de sobretensiones.

Son un poco aparatosas, pero a cambio no permitirán que un pico de tensión estropee el ordenador, que deje inservibles nuestros discos duros o que la videoconsola con la que nos lo pasamos tan bien termine convertida en un pisapapeles muy caro.

Colocar esta regleta no es la mejor solución, pero es mejor que nada y protegerá los aparatos electrónicos que sean más importantes para nosotros.

Al irnos de vacaciones siempre pensamos en las cámaras de videovigilancia, pero hay más riesgos a los que está sometida una vivienda, como los incendios y los eléctricos. Los últimos pueden llegar a provocar un fuego o incluso a dejar inservible todo lo que estuviese conectado a la red en un momento dado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *