La nueva Normativa Europea para los materiales de la construcción (CPR)

Material de instalación
normativa-europea-cables

Recientemente se ha puesto en vigor la nueva normativa europea relacionada con los materiales para edificación. Se trata concretamente de una clasificación de materiales y se incide especialmente en el comportamiento y resistencia al fuego de los mismos, promoviendo de este modo la baja emisión de gases y humos tóxicos.

Se trata de una forma de evitar las sustancias peligrosas en la construcción. Esta normativa se aplica no solamente a los edificios. sino también a las obras de ingeniería civil y a los cables (de telecomunicaciones, de energía y de datos y control).

Todos los que estamos relacionados con el mundo del material eléctrico sabemos que el mundo de los cables es enorme (como ya hemos resaltado en artículos anteriores), y por ello esta normativa pretende clasificarlos, evaluarlos y aprobarlos bajo un único criterio en el viejo continente.

Por ello han surgido seis clases de cables, clasificados por orden alfabético (A, B, C, D, E y F) según su nivel de reacción al fuego. La primera (A) se corresponde con el nivel máximo de reacción (no combustible), y la última (F) con el menor nivel, es decir, ni siquiera supera la propagación de la llama.
Sin embargo, las más utilizadas para los cables serán las cuatro intermedias (B,C, D y E).

Pero la normativa no se queda aquí, sino que también ha establecido criterios sobre la cantidad de humos emitidos y su toxicidad o desprendimiento de partículas inflamadas y gotas incandescentes durante la combustión.

Aunque la normativa entró en vigor el pasado verano (concretamente el 1 de julio), lo cierto es que existe un período de un año para poder aplicar la normativa, de forma que el 1 de julio de 2017 todos los cables de nueva instalación deberán de aplicar la normativa si no quieren ser objeto de sanciones.

Es por ello que le avisamos de que, si trabaja en instalaciones eléctricas, debe de ir adaptando el material con el que trabaja cuanto antes, adquiriendo cables diseñados y comprobados bajo los criterios de la nueva normativa. ¿Cómo hacerlo? muy sencillo, pues el material estará identificado con una etiqueta y también en la cubierta con un marcado CE (Comunidad Europea) en el que se declara que se cumple dicha normativa.

Además, el proveedor dispondrá de la DoP (Declaración de Prestaciones), en la que el fabricante incluye toda la información necesaria para la comprobación del cumplimiento de la normativa, un documento que permite la comparación de productos para la elección del cable más apropiado para la instalación que se dispone a efectuar.

Si desea saber más sobre sobre la nueva CPR, puedes visionar este interesante vídeo de Top Cable, uno de los proveedores de Qmadis, tu tienda de material eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *