Mantenimiento y reparación de fontaneríaMantenimiento y reparación de fontanería

2 productos.

Filtrar

Cerrar

Filtros activos

Mantenimiento y Reparación de Fontanería | Qmadis

Productos de reparación y mantenimiento de fontanería

Si eres fontanero sabes que, para el mantenimiento y reparaciónde fontanería vas a necesitar materiales adecuados a fin de realizar ciertas tareas. Por ello, entre las herramientas de fontanero que llevas en tu maletín, no te pueden faltar dos productos indispensables:

Lijas de fibra abrasiva

Antes de cualquier proceso de soldadura debes limpiar las tuberías y empalmas de cobre, con lijas de fibra abrasiva. Su gran flexibilidad hace que sean ideales para trabajos en superficies curvadas.

Desatascador profesional para problemas de atasco en tuberías y sifones

El mantenimiento y reparación de la fontanería te puede resultar fácil con el uso de un desatascador ácido de rápida eficacia, que tiene principios activos e inhibidores de corrosión. Se trata de un producto muy corrosivo cuya acción se neutraliza a los 25 minutos (contiene 95% ácido sulfúrico). No tienes que preocuparte al ser ácido ya que no daña plásticos, metales, aceros, PVC, plomo, juntas de goma, etc.

¿Cómo aplicar el desatascador?

Solo si eres fontanero, puedes utilizar los desatacadores ácidos. Una vez que pones el producto en las cañerías, este actúa de forma efectiva. Consigue eliminar depósitos de grasas incrustadas, residuos orgánicos varios, cabellos, derivados de celulosa, absorbentes higiénicos, cal, etc. La razón por la que llega a los atascos más profundos incluso con presencia de agua se debe a su mayor peso específico.

El modo de empleo es el siguiente:

  1. Elimina el exceso de agua en el desagüe y utilizar guantes de PVC o látex. 
  2. Vierte el desatascador de forma lenta en el desagüe (si es posible mediante un embudo de plástico).
  3. Añade después de 30 segundos medio litro de agua corriente y dejar actuar 5 minutos. 
  4. Luego, pasa abundante agua fría. 
  5. Repite la operación si excepcionalmente fuese necesario.

Recuerda evitar el contacto con aluminio, láminas cincadas o magnesio.