Latiguillos para calefacción y A.A.Latiguillos para calefacción y A.A.

16 productos.

Filtrar

Longitud latiguillo:arrow_drop_downclose

Longitud latiguillo

Cerrar

16 productos.

Filtros activos

Comprar Latiguillos de Calefacción y AA | Qmadis

¿Qué son los latiguillos para Calefacción y AA?

Los latiguillos para calefacción y AA son tubos flexibles de caucho recubiertos por una malla trenzada de material polimérico, que conserva sus propiedades aún sometidas a grandes diferencias de temperaturas. Además de proporcionar una resistencia a la corrosión extra, por lo que se usan en zonas costeras con alta concentración de sal, en ambientes húmedos, en lavabos públicos, etc. En caso de tratarse de instalaciones a las que no se les pueda dar un mantenimiento diario, estos latiguillos son tu mejor opción.

Estos tubos tienen en cada extremo roscas de conexión debido a que se utilizan para conectar en los radiadores, aire acondicionado, en calentadores de agua eléctricos, en instalaciones sanitarias, y son aptos para agua potable.

¿Cómo saber qué latiguillo de Calefacción y AA debo comprar?

Si quieres evitar fugas y problemas, sustituye los latiguillos cuando los veas deteriorados. Acorde a tus necesidades escoge los latiguillos para calefacción y latiguillos de aire acondicionado (también en instalación de agua), teniendo en cuenta 3 aspectos:

  1. Diámetro: en caso de precisar latiguillos para calefacción, es aconsejable elegir tubos de 13 mm y de 19 mm de diámetro. Lo mismo si es para conectar con el abastecimiento del agua.
  2. Longitud: que vas a precisar desde la toma de agua al aparato, y asegúrate de agregar unos centímetros a fin de evitar tensar el latiguillo. Hay longitudes que van de 25 cm a 50 cm de largo.
  3. Roscas de conexión: las hay macho y hembra para conectar en el racor (pieza metálica con dos roscas internas).

Tienes que fijarte en el tipo de conexión que hay en la pared y en grifo, calefacción o aire acondicionado, y elegir el latiguillo que disponga las conexiones correctas. Las roscas hembra se encuentran en el interior, las roscas macho van en el exterior del racor. Por este motivo, si las piezas existentes son hembra-hembra, precisas un tubo flexible macho-macho. Mientras que si la unión es macho-hembra, la adecuada es un latiguillo hembra-macho.

Ahora que ya sabes el tipo de resoca que precisas, tienes que buscar el diámetro que se ajuste a la toma que existe. Los hay de 1/2'' y 3/4'' según el uso que vas a darle. Si se te presenta el caso en que dos conexiones del mismo tipo tienen distintos diámetros, necesitas que sean de diferente diámetro. Por ejemplo, puedes precisar un latiguillo de ½” macho y ¾” macho.